Las comisiones temáticas de Sistema Político,
Forma de Estado y Medio Ambiente, iniciaron
las audiencias públicas incidentes, en las
cuales han recibido tanto a expertos como
personas ligadas a la sociedad civil. Destaca el
alto interés de las personas en participar.
o Sobre los asuntos de fondo, las audiencias y la
interacción con los convencionales dan
cuenta de varios elementos centrales. En
materia de régimen político es clara la
voluntad de abandonar el híperpresidencialismo. Se han planteado
propuestas que van desde atenuar el
presidencialismo, avanzar hacia un
presidencialismo parlamentarizado, semipresidencialismo o derechamente a un
parlamentarismo. Éstas no se rigen,
necesariamente, por una lógica ideológica,
sino, por las formas en que los actores
políticos entienden la distribución del poder
político (mayor preeminencia del Presidente o
del Congreso). Es así que en la derecha y en la
izquierda hay defensores del presidencialismo
(en distintas intensidades) y lo mismo ocurre
con el semi-presidencialismo. El
parlamentarismo es promovido
particularmente por los convencionales y
centros de estudio del Frente Amplio. Hay
coincidencia inicial entre la necesidad de
fortalecer el sistema de partidos, conllevando
una disminución de su número y que el
sistema político pueda generar gobiernos de
mayorías. Se presenta como relevante el
diseño de la fórmula constitucional de
conformación del Gobierno, en particular
quién será el jefe de gobierno/jefe de Estado
y el rol de la mayoría del Congreso. Ese es el
punto central del entramado que se empieza
a desplegar.
o En materia de Forma de Estado las audiencias
coinciden en la necesidad de dejar atrás el
Estado unitario centralizado actual. Pareciera
un asunto común, hasta ahora, entre los
convencionales la idea de un Estado Regional,
entendido, en términos sencillos, como uno
de dota de mayor autonomía política,
administrativa y financiera a las regiones. Lo
que queda pendiente, es el detalle y armonía
del nuevo modelo, en particular las
atribuciones del Ejecutivo regional, si existirá
o no un legislativo regional, el rol de los
municipios, y cuál será la relación entre los
órganos regionales-locales y el gobierno
central y la estructuración nacional de éstos.
Concurre con ello la necesidad de ordenar los
conflictos de competencias, los asuntos
vinculados a la responsabilidad fiscal y la
participación ciudadana. Existe el desafío de
disponer una transición ordenada y
responsable entre el actual modelo al nuevo
modelo de distribución del poder.
o En la Comisión de medio Ambiente y Modelo
Económico se visualizan los invitados que, al
igual que la mayoría de los y las
convencionales de esa Comisión, abogan por
cambiar el paradigma constitucional girando
desde la preeminencia de la Constitución
económica a uno donde la naturaleza, el
establecimiento de bienes comunes, la idea
del buen vivir y el enfoque eco-sistémico sea
el eje central. Junto a ello, aparece en la
discusión los nuevos enfoques de
Constitución económica, que cuestionan el
modelo actual, reconfigurando la libertad de
empresa y económica hacia un nuevo
enfoque del rol público de éstas. Este debate
se estima aún muy inicial, restando un
proceso largo de conciliación entre nuevos
paradigmas, el proceso negocial y lo
necesariamente constitucional.

Entradas recomendadas