Cuestionamiento de convencionales al 18 de septiembre como hito común genera debate

Durante la sesión de la comisión de Preámbulo de la Convención, del miércoles pasado en Tocopilla, el constituyente Jorge Baradit presentó una propuesta de introducción para la nueva Constitución que abrió un debate respecto del significado para Chile del 18 de septiembre de 1810 como hito de la independencia. En su planteamiento, el historiador del Frente Amplio postuló que “la independencia de nuestro país, lograda a partir del 18 de septiembre de 1810, respondió a un contexto histórico excluyente, que en aquellos años dejaba fuera de toda posibilidad de participación a mujeres, trabajadores, pueblos originarios y otras comunidades vulneradas”.

Luego añadió que “el 18 de octubre de 2019, ese mismo pueblo se reencontró con su lucha histórica, en busca de igualdad y justicia social, y fueron los mismos estamentos de siempre los que llenaron las calles con sus banderas y cantos de esperanza. Trabajadores, mujeres y pueblos originarios inundaron las avenidas del país, exigiendo un destino diferente para sus hijas e hijos”.

La propuesta de Baradit fue una de las cinco aprobadas en general y se volverá a analizar el próximo miércoles.

La alusión al 18 de septiembre en la nueva Constitución, sin embargo, motivó reparos de parte de algunos de sus pares de la comisión. Cristina Dorador criticó que la independencia fue en Santiago y “nuevamente profundizamos el centralismo”. “Estos territorios (en 1810) no eran Chile, era Bolivia, y también Perú más al norte, por lo tanto, no necesariamente nos interpreta a nosotros”, agregó.

La crítica más dura vino de la expresidenta de la Convención Elisa Loncon, quien se mostró contraria a mencionar la independencia, ya que “si uno lo ve desde el punto de vista de los pueblos indígenas, el 18 de septiembre de 1810 en adelante, se inició la pérdida de la autonomía y de los territorios del pueblo mapuche”.

Historiadores opinan

El historiador Joaquín Fermandois y el escritor Pedro Cayuqueo se mostraron contrarios a las posturas de las convencionales.

Cayuqueo, autor del libro “Historia Secreta Mapuche”, sostuvo que “el estudio del período de la independencia da cuenta de un proyecto de emancipación chileno que se mimetizó con la historia épica del pueblo mapuche en la Colonia. De allí el primer escudo nacional de Carrera, que incluía a un hombre y una mujer indígenas, la wüñelfe o estrella de Arauco en la bandera de O»Higgins y la carta de este último a las tribus y naciones del sur, reconociendo nuestra independencia, pero invitando a los lonkos a sumarse a la nueva república soberana”.

En esa línea, añadió que aquello, que puede ser catalogado como simbólico, “fue más allá con Ramón Freire, sucesor de O»Higgins, quien en 1825 firmó el tratado de Tapihue con las jefaturas mapuche en las cercanías de Yumbel. Allí, la joven república reconocía formalmente nuestra autonomía territorial y la jurisdicción de los lonkos. Este tratado, del cual se cumplirán 200 años en 2025, fue ratificado por el Congreso Nacional y es el último existente entre el Estado y los mapuche. Estos antecedentes me permiten sostener que en el sueño inicial de los padres de la Patria siempre estuvo la inclusión respetuosa de las naciones indígenas, en especial del pueblo mapuche. Los padres de la Patria fueron los primeros promotores de lo que hoy entendemos por un Estado plurinacional”.

Fermandois, por su parte, dijo que la postura de los convencionales “no tiene mucha base histórica, entendiendo que la historia es una evolución”.

En ese sentido, el académico recuerda que la crisis de autoridad del imperio español estuvo relacionada con un despertar ideológico mundial en torno al 1800, y eso “produjo una revolución de los espíritus en el mundo criollo mestizo. El mundo indígena en la zona del Chile tradicional era parte de eso. Los que participaron eran pocos, pero no es que fuera un puñado, fue bien representativo”.

Así también añadió que el mundo indígena que tenía autonomía eran los mapuches, “pero en el curso del siglo XIX continuó el proceso de mestizaje y de inclusión, y la llamada pacificación fue una etapa, hubo violencia ciertamente al comienzo, pero desde fines del siglo XIX en adelante el mundo mapuche es el único que podría ser un pueblo con alguna coherencia, no como nación, pero sí como una sociedad. La mejor prueba es que la actual insurgencia tiene que ver con ideologías universales, no con una especie de cosmovisión indígena”.

Por su parte, el convencional Raúl Celis (RN), miembro de la comisión, comentó que “uno siempre puede encontrar excepciones, pero lo concreto es que formamos parte de un país que comenzó el proceso de independencia el 18 de septiembre de 1810. Es como que en EE.UU. se negara que la independencia se celebra el 4 de julio de 1776 porque muchos estados se incorporaron con posterioridad”.

Fuente: El Mercurio

Logan Constituyente

#rodrigo logan #rodrigologan #logan constituyente #loganconstituyente #convención constitucional #convenciónconstitucional #convención constituyente #convenciónconstituyente #convencion constitucional #convencionconstitucional #convencion constituyente #convencionconstituyente #convención #convención

X
X