Las discusiones que marcarán la semana en la Convención

Este jueves el pleno de la Convención Constitucional someterá a votación el informe emitido por la comisión de Normas Transitorias, instancia encargada de elaborar las regulaciones que establecerán los plazos para pasar de la actual a la nueva institucionalidad. Una de los artículos que ha generado mayor debate al interior del órgano constituyente es uno referido a la posibilidad de efectuar reformas constitucionales por parte del actual Congreso a través de un quórum de dos tercios.

En concreto, la enmienda aprobada el jueves pasado en la comisión -por 24 votos a favor y cinco en contra- busca establecer que «las normas de reforma a la Constitución establecidas en esta Constitución entrarán en vigencia el 11 de marzo de 2026. Durante la presente legislatura, los proyectos de reforma constitucional serán aprobados con el voto favorable de las dos terceras partes de los diputados y diputadas y senadores en ejercicio».

Pese a que desde distintos colectivos advierten que la propuesta caerá en el pleno -al menos en su primer intento-, el debate que actualmente mantiene ocupados a los convencionales es con qué quórum fijar esta atribución.

Lo cierto es que entre los firmantes, y pese a que la aprobaron, la propuesta causa reparos, particularmente desde el Colectivo del Apruebo, los socialistas e Independientes No Neutrales. «Yo creo que hay un cierto consenso de que sí se va a rechazar, eso vuelve a la comisión», advirtió el co-coordinador de la comisión, Eduardo Castillo (Colectivo del Apruebo). Además, durante los últimos días, el Frente Amplio también se ha mostrado abierto a reabrir la discusión luego de las críticas transversales que recibió la propuesta.

La apertura de este último colectivo se manifestó explícitamente luego de que se hiciera pública, el viernes pasado, la negativa del Ejecutivo ante los dos tercios durante la reunión de coordinación legislativa entre el ministro Giorgio Jackson (Segpres) y los jefes de comité del oficialismo.

Y aunque el secretario de Estado no fue explícito en decir si es que el Ejecutivo se contactó con los convencionales de la coalición, quienes asistieron a la cita afirman que sí dijo que «dentro del gobierno esto causó revuelo», que «nadie lo compartía» y que lo veían como «un error» de la Convención.

Como parte de este debate, entre el Colectivo del Apruebo, los socialistas y los No Neutrales planean una estrategia que les permita resolver la discusión de los dos tercios a través de la comisión de Armonización. Según argumentan desde esos colectivos, la idea es reponer el quórum permanente de cuatro séptimos para las reformas constitucionales a través de esta instancia, el que fue rechazado -el 13 de mayo- en el último pleno de la comisión de Sistema de Justicia. De esta forma se evitaría que el actual Congreso pueda modificar la nueva Carta Fundamental mediante una ley simple, que es como quedó en el borrador.

Al respecto, y en privado, desde el Colectivo Socialista advierten que muchos votarán en contra los dos tercios. «La reposición de cuatro séptimos la venimos conversando hace rato», aseguró el convencional Andrés Cruz (Colectivo Socialista).

No obstante, al negociación no se ha planteado ante todos los colectivos. Y algunos de los que no han sido incluidos ya advierten reparos al respecto. Por ejemplo, desde Movimientos Sociales, la convencional Alondra Carrillo se mostró en contra de la idea. «La comisión de Armonización puede y debe atender esos vacíos. Eso dice relación con las normas permanentes y no con la discusión de la comisión de Normas Transitorias sobre eventuales vacancias o reglas excepcionales para que el actual Congreso reforme la Constitución. Habilitar al actual Congreso a reformar con el mismo quórum que se le exigió a la constituyente es lo mínimo», sostuvo.

Como sea, Castillo confía en que gran parte del informe será aprobado por el pleno de la Convención. «Ha requerido grandes acuerdos, porque han requerido tres quintos en la comisión. Si el pleno rechaza muchas normas, no es porque esté en contra de la idea. A lo mejor, hay algún detalle en una norma que no gustó y provocó el rechazo, vuelve a la comisión y ahí tendremos que reformular esa norma y presentarla nuevamente al pleno», explicó.

Por otro lado, el co-coordinador añadió que otras de las discusiones centrales de la comisión son zanjar qué pasará con el ordenamiento jurídico actual, y qué ocurrirá con el mandato de las autoridades electas popularmente. Sobre este último punto, Castillo detalló: «No sé si habrá consenso en que no se respete el periodo de los senadores que empezaron recién el 11 de marzo. En general, hay consenso en respetar los periodos. El tema es si en 2025 se renueva o no totalmente la Cámara de Diputados o el Senado, que pasará a ser la Cámara de las Regiones. La norma aprobada por la comisión, que va al pleno, es que se renueve totalmente».

Además, Castillo manifestó que, aquellas normas que sean rechazadas, tendrán que ser rediscutidas entre viernes, sábado, domingo y lunes, para luego presentar las indicaciones correspondientes.

Los próximos pasos de Armonización

El sábado pasado, la comisión de Armonización se dedicó a establecer cuál será el orden de todas las normas en cada uno de los capítulos que formarán parte de la nueva Constitución, algo que deberá ser ratificado por el pleno.

De aprobarse, quedaría establecido que el texto de la Carta Fundamental comenzará con el capítulo Principios y disposiciones generales; al cual le seguirán Derechos fundamentales y garantías, Naturaleza y medioambiente; y luego Participación democrática, buen gobierno y función pública. Posteriormente, continúa Estado regional y organización territorial; Poder Legislativo, Poder Ejecutivo, Sistemas de Justicia, Órganos autónomos constitucionales y Reforma y reemplazo de la Constitución.

Con esa estructura definida, algunos convencionales comentan que ahora «comienza la armonización de verdad». Esto, debido a que ahora a la comisión le resta identificar inconsistencias del texto y asegurarse de que no existan vacíos, por lo que deberán revisar cada uno de los 499 artículos. Precisamente, este es uno de los argumentos que se presentan para justificar que, sea esta instancia, la que reponga el quórum de cuatro séptimos para la reforma constitucional.

«Detectar incoherencias o incongruencias es parte de su mandato y se requiere, sin duda, que esas incoherencias o incongruencias puedan ser subsanadas. Eso se hace mediante indicaciones que son sometidas a una votación de pleno», dijo en entrevista con La Tercera la convencional Elisa Giustinianovich, co-coordinadora de la comisión de Normas Transitorias.

Por último, esta tarde la comisión de Preámbulo, encargada de redactar la introducción de la Constitución, examinará su propuesta ante los ojos de una experta en lingüística (Claudia Poblete), quien sugerirá cambios de redacción y ortografía. Por no tratarse de una norma, aún no es claro cuál será el quórum de aprobación del preámbulo. Si bien la mesa directiva sugirió que sea uno de dos tercios, es el pleno el que tendrá que zanjarlo el próximo 4 de junio.

Fuente: La Tercera

Logan Constituyente

#rodrigo logan #rodrigologan #logan constituyente #loganconstituyente #convención constitucional #convenciónconstitucional #convención constituyente #convenciónconstituyente #convencion constitucional #convencionconstitucional #convencion constituyente #convencionconstituyente #convención #convención

X
X