Anotada por: Rodrigo Logan Soto.
Convencionalista constitucional, Distrito 9
Poder Judicial
Flavia Carbonell
La actual Constitución incluye regulación sobre el Poder Judicial. Otorga competencias a jueces y
tribunales, establece límites a la jurisdicción, mecanismos de control, acciones ante tribunales
ordinarios, competencia al órgano de persecución penal, al TC y al TRICEL.
Los principales problemas que se denuncian a esta regulación son que presenta “obstáculos a la
independencia interna” de los jueces. Esto, por ejemplo, por “la superintendencia directiva,
correccional y económica” de la Corte Suprema, por la no separación entre funciones
jurisdiccionales y no jurisdiccionales, existencia de tribunales “superiores e inferiores”.
Además, nuestra Constitución regula de forma difusa las llamadas “garantías procesales”, para
evitar abusos en el ejercicio de la jurisdicción. Buscan, entonces, controlar al Poder Judicial. No se
encuentra con el término “debido proceso” ni tampoco está ordenada de una manera que permita
fácilmente identificar cuáles son los derechos que derivan de esa garantía, para quienes están
participando de un proceso judicial.
Otro problema, señala la profesora, es la falta de articulación entre tribunales ordinarios y
tribunales especiales. Por último, menciona las interferencias entre el Tribunal Constitucionales y
tribunales ordinarios, Corte Suprema o tribunales especiales.

Entradas recomendadas