Refundación, pachamama y Sumak Kawsay: Qué dicen los preámbulos constitucional latinoamericanos y por qué Chile no tiene uno

4 de mayo de 2022

El trabajo de la Convención Constitucional ha entrado en su recta final. Luego de meses de trabajo por parte de las distintas comisiones que integran el órgano redactor, hoy el borrador de la nueva Carta Magna ya cuenta con 316 artículos que serán presentados a la ciudadanía en el plebiscito de salida, fijado para el próximo 4 de septiembre.

Frente a eso es que el pasado jueves 28 de abril la Convención anunció los miembros que integrarán las tres instancias finales que tendrán por tarea revisar el texto final de nueva Constitución: Armonización, Transitorios y Preámbulo.

Según el abogado constitucionalista Raúl Bertelsen -quien integró la Comisión Ortúzar, el órgano encargado de redactar la Constitución de 1980-, en ese entonces la comisión sí incluyó un preámbulo «corto y preciso» en el anteproyecto de Constitución que enfatizaba cuáles eran los principios fundamentales de la Carta Magna. No obstante, este no se incluyó en el texto final.

«La Junta de Gobierno siguió la sugerencia del Consejo de Estado, que presidió Jorge Alessandri y se inclinó por eliminar el preámbulo porque se estimó que lo que en este se hablaba ya estaba contenido como normas jurídicas en el capítulo primero de la Constitución sobre las Bases de la Institucionalidad. Era muy reiterativo y por eso se suprimió», explicó Bertelsen.

Para Bertelsen, en general los preámbulos suelen ser breves y escuetos. Pero hay ocasiones en que estos «contienen mucha ideología y parece más un manifiesto político que un texto constitucional».

Otro de los integrantes de la Comisión Ortúzar, el fallecido exministro Juan de Dios Carmona, explicó en una entrevista con la Biblioteca del Congreso Nacional qué fue lo que pasó con el preámbulo que él mismo dice que redactó junto con Jaime Guzmán.

«Con Jaime Guzmán redactamos un preámbulo de la Constitución, preámbulo que don Jorge Alessandri, don Gabriel González Videla, don Juvenal Hernández, que es otro que analizó muy bien la Constitución, y otros más, hicieron pedazo. Dijeron: ‘Basta con los artículos, porque el preámbulo va a perturbar las mentes de la gente, que van a creer más de lo que es’. Entonces se desechó», aseguró Carmona.

El preámbulo, en su redacción original, estaba conformado por nueve párrafos en los que se mencionaba la dignidad humana como principio orientador, al igual que la familia, los cuerpos intermedios e incluso hacía referencia al derecho natural. Este fue el texto que redactó la Comisión Ortúzar, pero que nunca vio la luz.

La Tercera revisó los preámbulos contenidos en los textos constitucionales de cuatro países latinoamericanos, dos africanos y dos europeos. Aquí algunos extractos.

El pueblo de Colombia en ejercicio de su poder soberano, representado por sus delegatarios a la Asamblea Nacional Constituyente, invocando la protección de Dios, y con el fin de fortalecer la unidad de la Nación y asegurar a sus integrantes la vida, la convivencia, el trabajo, la justicia, la igualdad, el conocimiento, la libertad y la paz, dentro de un marco jurídico, democrático y participativo que garantice un orden político, económico y social justo, y comprometido a impulsar la integración de la comunidad latinoamericana, decreta, sanciona y promulga la siguiente Constitución.

Extracto del preámbulo de la Constitución colombiana

El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes creadores e invocando la protección de Dios, el ejemplo histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar y el heroísmo y sacrificio de nuestros antepasados aborígenes y de los precursores y forjadores de una patria libre y soberana; con el fin supremo de refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la integridad territorial, la convivencia y el imperio de la ley para esta y las futuras generaciones; asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura, a la educación, a la justicia social y a la igualdad sin discriminación ni subordinación alguna; promueva la cooperación pacífica entre las naciones e impulse y consolide la integración latinoamericana de acuerdo con el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos, la garantía universal e indivisible de los derechos humanos, la democratización de la sociedad internacional, el desarme nuclear, el equilibrio ecológico y los bienes jurídicos ambientales como patrimonio común e irrenunciable de la humanidad; en ejercicio de su poder originario representado por la Asamblea Nacional Constituyente mediante el voto libre y en referendo democrático, decreta la siguiente Constitución.

Preámbulo venezolano

En tiempos inmemoriales se erigieron montañas, se desplazaron ríos, se formaron lagos. Nuestra amazonia, nuestro chaco, nuestro altiplano y nuestros llanos y valles se cubrieron de verdores y flores. Poblamos esta sagrada Madre Tierra con rostros diferentes, y c

En tiempos inmemoriales se erigieron montañas, se desplazaron ríos, se formaron lagos. Nuestra amazonia, nuestro chaco, nuestro altiplano y nuestros llanos y valles se cubrieron de verdores y flores. Poblamos esta sagrada Madre Tierra con rostros diferentes, y comprendimos desde entonces la pluralidad vigente de todas las cosas y nuestra diversidad como seres y culturas. Así conformamos nuestros pueblos, y jamás comprendimos el racismo hasta que lo sufrimos desde los funestos tiempos de la colonia (…)

Dejamos en el pasado el Estado colonial, republicano y neoliberal. Asumimos el reto histórico de construir colectivamente el Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, que integra y articula los propósitos de avanzar hacia una Bolivia democrática, productiva, portadora e inspiradora de la paz, comprometida con el desarrollo integral y con la libre determinación de los pueblos.

Nosotros, mujeres y hombres, a través de la Asamblea Constituyente y con el poder originario del pueblo, manifestamos nuestro compromiso con la unidad e integridad del país.

Cumpliendo el mandato de nuestros pueblos, con la fortaleza de nuestra Pachamama y gracias a Dios, refundamos Bolivia.

Extracto del preámbulo boliviano

Nosotras y nosotros, el pueblo soberano del Ecuador reconociendo nuestras raíces milenarias, forjadas por mujeres y hombres de distintos pueblos, celebrando a la naturaleza, la Pacha Mama, de la que somos parte y que es vital para nuestra existencia, invocando el nombre de Dios y reconociendo nuestras diversas formas de religiosidad y espiritualidad, apelando a la sabiduría de todas las culturas que nos enriquecen como sociedad, como herederos de las luchas sociales de liberación frente a todas las formas de dominación y colonialismo, y con un profundo compromiso con el presente y el futuro, decidimos construir una nueva forma de convivencia ciudadana, en diversidad y armonía con la naturaleza, para alcanzar el buen vivir, el sumak kawsay; una sociedad que respeta, en todas sus dimensiones, la dignidad de las personas y las colectividades; un país democrático, comprometido con la integración latinoamericana -sueño de Bolívar y Alfaro-, la paz y la solidaridad con todos los pueblos de la tierra; y, en ejercicio de nuestra soberanía, en Ciudad Alfaro, Montecristi, provincia de Manabí, nos damos la presente Constitución.

Preámbulo de Ecuador

Nosotros, por tanto, a través de nuestros representantes elegidos libremente, adoptamos esta Constitución como suprema Ley de la República así como para: Cicatrizar las divisiones del pasados y establecer una sociedad basada en los valores democráticos, en la justicia social y en los derechos humanos fundamentales (…) mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos y posibilitar el desarrollo de la capacidad de toda persona; y construir una Sudáfrica unida y democrática capaz de ocupar su legítimo lugar como un Estado soberano en el concierto de las naciones.

Preámbulo sudafricano

Nosotros, los representantes del pueblo tunecino y miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, enorgulleciéndonos de la lucha de nuestro pueblo por la independencia, la construcción del Estado y la erradicación del despotismo, plasmando así su voluntad libre y su esfuerzo por alcanzar los objetivos de la revolución de la libertad y la dignidad, la revolución del 17 de diciembre de 2010 / 14 de enero de 2011, y como muestra de fidelidad a las almas de nuestros virtuosos mártires y a los sacrificios de las generaciones presentes y pasadas de tunecinos y tunecinas y para poner fin a la tiranía, la injusticia y la corrupción (…).

Extracto del preámbulo de Túnez

Islandia es un Estado libre y soberano, que se apoya en las piedras angulares de la libertad, la igualdad, la democracia y los derechos humanos (…) Deseamos promover la paz, la seguridad, el bienestar y la felicidad entre nosotros y las generaciones futuras. Decidimos trabajar con otras naciones en aras de la paz y el respeto a la Tierra y a toda la humanidad.

Extracto del preámbulo de Islandia

Por virtud de estos principios y de la propia determinación de los pueblos, la República ofrece, a los Territorios de Ultramar que hayan manifestado voluntad, adhesión a nuevas instituciones fundadas en el ideal común de libertad, igualdad y fraternidad, concebidas con el propósito del desarrollo democrático.

Extracto del preámbulo francés

La comisión encargada de redactar el preámbulo comenzará su trabajo en las próximas semanas. Su misión es hacer una propuesta al pleno. Serán los convencionales los que decidirán si la eventual nueva Constitución tendrá algunos párrafos introductorios. En caso de que no se alcancen los 2/3, el borrador quedará sin preámbulo, igual que la Carta Magna de 1980.

Fuente: La Tercera

Logan Constituyente

#rodrigo logan #rodrigologan #logan constituyente #loganconstituyente #convención constitucional #convenciónconstitucional #convención constituyente #convenciónconstituyente #convencion constitucional #convencionconstitucional #convencion constituyente #convencionconstituyente #convención #convención

Información de contacto

WhatsApp: +56 9 3500 5888
Email: contacto@loganconstituyente.cl

X
X